2 maneras de hacer una bufanda-transformer de estilo, con esquemas y descripciones. Ligera, suave y peluda…

Aprender a tejer una bufanda es una de las tareas más importantes para cualquier principante. Hoy «Hacer Juntos» te sugiere ir más allá y crear un complemento muy original y de estilo.

La bufanda-transformer fue elaborada por los diseñadores europeos, y puede fácilmente sustituir la mitad de tu guardarropas… Combinando diferentes matices, podrás lograr resultados sorprendentes.

Cómo tejer una bufanda-transformer

La bufanda-transformer se combina muy bien tanto con la ropa de abrigo como con vestidos, jerseys y túnicas. Hay varios modos de elaborar este complemento multifuncional, pero la clave siempre es la elección del hilo. Este debe ser suave, elástico y, al mismo tiempo, mantener el volumen.

Aquí te ofrecemos 2 modos de tejer una bufanda-transformer de estilo: un modo fácil (para las principantes), y uno, un poco más complicado, con dibujo trenzado (para las avanzadas).

Bufanda-transformer (el modo sencillo)

Necesitarás:

250 g de hilo (70 % lana, 30 % acrílico)

agujas para tejer (№ 3, 5)

una aguja de coser del ojo grande

Pasos a seguir:

1. Haz 50 puntos y teje, según el dibujo llamado «Perla», el largo de 140 cm.

2. Puedes hacer tu bufanda tan larga como prefieras, según tu talla y gusto. Al terminar el tejido, fija los bordes de la prenda.

Bufanda-transformer (el dibujo trenzado)

¡Este dibujo es muy atractivo! Una bufanda así luce más voluminosa y más densa.

Necesitarás:

10 madejas de hilo (70 % lana, 25 % acrílico, 5 % poliamida, de la densidad de 65 m por 50 g)

agujas № 4 y № 3, 5 (para tejer trenzas)

ganchos № 3, 5

Pasos a seguir:

1. Haz 100 puntos y teje ajustado, siguiendo el esquema.

2. Cuando logres la longitud necesaria (150 cm), cierra los puntos, humedece ligeramente la bufanda, colócala sobre una superficie plana y deja que se seque por completo.

3. Cuando esté seca, teje los bordes la bufanda con el gancho de cara realizando puntadas de ganchillo en cada entrelazado. Después de ello, cose los bordes de la prenda.

Esta bufanda de abrigo, muy bonita y multifuncional, es perfecta para la temporada de invierno. ¡Ya me entraron ganas de probarla!