20 ideas para mantener el orden en cocinas pequeñas

Las cocinas pequeñas son todo un reto. No solo lo sabe el cocinero de un bote para ocho personas. A menudo, uno tiene que arreglárselas con la vajilla, las ollas, los accesorios y los productos de limpieza en unos cuantos metros cuadrados. ¿Cómo logra uno mantener el orden? Esta una pregunta que aún no tiene respuesta. Pero en la siguiente lista encontrarás algunas breves recomendaciones que seguramente te ayudarán a resolver el enigma.

1. El mueble del fregadero tiene lugar para guardar algunos productos de limpieza, siempre y cuando no sean muy grandes. Con la ayuda de unos cuantos cestos, podrás mantenerlos en orden. Sin embargo, cabe destacar el tubo de la parte posterior, en el que puedes colgar varias botellas.

2. Muchas personas suelen colocar el bote de basura debajo del fregadero, por lo que resulta muy conveniente tener las bolsas de basura a la mano. Estos soportes hechos a medida no solo aprovechan el espacio de manera óptima, sino que facilitan el desprendimiento de las bolsas.

3. Seguramente hay personas que nunca han comprado un recetario, pero han recibido muchos de regalo. Estas cestas en la pared son una buena alternativa a la estantería, sobre todo porque los libros no se inclinan hacia los lados.

4. Esta ingeniosa cesta es excelente para guardar tazas de expreso pequeñas. Dado que a menudo son difíciles de apilar, esta idea es perfecta para crear espacio adicional debajo.

5. Otra idea con canastos para sacarle provecho a los rincones. Aquí puedes almacenar blocs de notas, bolígrafos, grapas y todas esas cosas que suelen sacarte de un apuro el día menos pensado.

6. Un lugar poco valorado: los huecos laterales de las ventanas pueden albergar objetos pequeños y bonitos. Una pequeña vitrina donde puedes lucir tus vasos, por ejemplo.

7. Para evitar la desagradable ensalada de cables en los muebles de cocina, puedes colocar una abrazadera como esta, también las hay reutilizables en el mercado.

8. Ya te hemos mostrado este truco anteriormente: con una caja vacía de pañuelos desechables puedes construir un dispensador de bolsas de plástico muy práctico. Si todavía no lo conoces o no encuentras la publicación, te invitamos a ver este tutorial.

9. Un archivador de metal te ayudará a mantener las latas en orden. Además te permite ver las etiquetas con facilidad.

10. Puedes pegar un archivador de madera o cartón a la puerta del gabinete, con una cinta adhesiva de doble cara. De esta forma, siempre tendrás a mano las cosas más importantes, como papel para hornear, esponjas de repuesto o bolsas de para congelar. Pero ten cuidado de colocar el archivador en el lugar adecuado para que la puerta del gabinete pueda cerrar bien.

11. Los archivadores tienen una cualidad multiusos: ¡los productos comestibles como las cebollas o las papas no tienen ninguna posibilidad de rodarse! Lo mejor de todo es que puedes ponerlos en el armario más angosto de esta manera.

12. Las ollas pueden apilarse muy bien. Desafortunadamente, esto no se aplica a sus tapas. Con un toallero estrecho, podrás colocarlas en la pared y tenerlas a la vista.

13. Tal vez no sea un gran placer para la vista, pero tiene sentido que este invento esté hecho de tubos: ya sea para sartenes o cacerolas, los utensilios de cocina con mango dejarán de hacer estorbo por todos lados.

14. En este caso, hay que pegar un imán en forma de botón en la tapa de los frascos y colocar una placa de metal en la parte interna de una estantería. Además de que el efecto visual llama enseguida la atención, ahorrarás un montón de espacio.

15. Un imán también es ideal para los cuchillos de cocina. No tienes por qué esconderlos en un cajón o enterrarlos en una caja de madera maciza. Con este truco, tendrás más lugar en la encimera.

16. No solo las especias y los cuchillos, también los cucharones y volteadores pueden colgar de una estantería alta. Con este plato giratorio de ganchos, siempre tendrás los utensilios de cocina a la mano.

17. Bolsas de sopa, de especias o de alguna harina: los productos que vienen en bolsas pequeñas son muy prácticos para cocinar, pero por otro lado, son difíciles de almacenar, tanto abiertos como cerrados. Esta barra de cortina con ganchos en forma de “S” nos puede brindar un gran apoyo.

18. Aún en el espacio más estrecho puede colocarse una estantería. Con un par de ruedas y una manija puedes hacer un ejemplar como este.

19. Esta mesa plegable no solo proporciona una atmósfera parecida a la barra de un bar, sino que también ofrece espacio de almacenamiento adicional.

20. Para los que además de poco espacio, tienen poca ropa que lavar. Lo primero es comprar una lavadora tipo “toplader”, estrecha y con la tapa hacia arriba. Y como siempre se pierde espacio al instalar las conexiones correspondientes, ¡lo mejor es recuperarlo construyendo una encimera plegable!

Cada cocina es distinta y obviamente no todas estas sugerencias pueden implementarse en todas ellas. Sin embargo, es muy probable que en esta lista haya sugerencias que se ajusten perfectamente a tu cocina. Si conoces a alguien que está tratando desesperadamente de mantener el orden en su minicocina, ¡compártele este artículo!