40 trucos para limpiar cada rincón de tu casa

Mantener un hogar limpio es mucho más que fregar el suelo y quitar el polvo de las mesas. Estos son los rincones más difíciles y así es como debes limpiarlos:

GRIFOS

Envuélvelos en papel de cocina humedecido en vinagre y déjalos así durante media hora. Retira el papel y observa tus grifos relucientes como el primer día.

BAÑERA

Para deshacerte del moho y la suciedad que se incrustan en tu bañera, compra unas bolas de algodón, remójalas en lejía y colócalas estratégicamente en las zonas más afectadas. Deja que actúen durante la noche, retíralas y enjuaga.

ESPEJOS

Mezcla vinagre blanco y agua en igual proporción y añade unas gotas de zumo de limón. Frota los espejos con esta solución y alucina con el resultado.

TAPA DE LA VENTILACIÓN

Por las entradas de los conductos de ventilación del baño u otras partes de tu casa pasa mucho polvo, que se acumula en las tapas que las cubren. Para no tener que lavarlas tan frecuentemente, frótalas con cera.

PAREDES Y TECHO

Una mopa plana como la que usarías sobre un suelo delicado también puede servir para lavar las paredes con mucho menos esfuerzo.

MAMPARA

Poco a poco, los cristales de la ducha o la bañera se afean con marcas que no parecen salir fácilmente con agua ni con productos específicos. El truco está en aplicarlos con una brocha y dejar que actúen durante un rato antes de enjuagar.

ÓXIDO

Haz una mezcla de cremor tártaro y zumo de limón y aplícala con la ayuda de un cepillo de dientes sobre las manchas de óxido para hacerlas desaparecer.

SUPERFICIES DE GRANITO

Dentro de un pulverizador, vierte 1/4 de taza de alcohol etílico y unas pocas gotas de jabón líquido. Diluye con 2 tazas de agua y usa esta mezcla sobre todas las superficies de granito.

ASAS Y PUERTAS DE LOS MUEBLES

Quita la grasa de los armarios de la cocina poniendo en práctica estos dos increíbles trucos.

AZULEJOS

Sacar la suciedad que se acumula en las juntas de azulejos y baldosas puede no ser tarea fácil. Sigue estos pasos para conseguirlo.

FREGADERO

¿Te resultan familiares esas manchas al lado del desagüe del fregadero? Para eliminarlas deberás humedecer la superficie y aplicar bicarbonato sobre ella. Retíralo a continuación y limpia con una esponja empapada en un poco de agua oxigenada.

FREGADERO (2)

Otro truco que también funciona consiste en espolvorear harina sobre el fregadero una vez esté limpio y seco. Usa un paño para extenderla bien y retírala con una bayeta húmeda.

MICROONDAS

Ponlo a funcionar durante 5 minutos con un recipiente con agua y zumo de limón en su interior. Pasado este tiempo, las manchas se despegarán con toda facilidad. Aquí tienes otros 15 trucos que puedes hacer con tu microondas.

INTERIOR DEL HORNO

Olvida los caros (y nocivos) productos industriales y haz tú mismo una pasta a base de bicarbonato (1 taza), jabón (1 cucharada) y el agua suficiente para que adquiera una consistencia parecida a la de una masa para tortitas. Asegúrate de extenderla bien por todos los rincones y enciende tu horno durante 15 minutos. Sin esfuerzo alguno, retira la suciedad pasando un paño.

PUERTA DEL HORNO

Abre la puerta y echa bicarbonato sobre ella hasta cubrirla por completo. Sobre el bicarbonato, extiende una toalla humedecida en agua con jabón. Quince minutos después, lávala con la misma toalla. Impecable.

ESTUFA ELÉCTRICA

El bicarbonato también será nuestro mejor aliado a la hora de limpiar este tipo de calentadores. Con una pasta de bicarbonato, jabón y agua, límpialos a fondo. Luego lávalos con una esponja húmeda y déjalos secar.

HORNILLO

Sustituye el jabón de la mezcla anterior por un poco de agua oxigenada y aplica esta pasta sobre las manchas más difíciles (aquellas que te parece que llevan ahí toda la vida). Espera 10 minutos y retira este producto con una esponja. Las manchas habrán desaparecido.

CAMPANA EXTRACTORA

Probablemente no hay ningún sitio en la casa más expuesto a las manchas de grasa. Echa un par de gotas de aceite mineral sobre una toalla y frota con ella todas las superficies. Cuando las manchas hayan salido, pasa un papel de cocina para retirar los restos.

FILTRO DE LA CAMPANA

Este es el método más sencillo para limpiar el filtro de la campana extractora.

REJILLAS DE VENTILACIÓN

El problema de estas rejillas no es solo que acumulen polvo, sino que son muy difíciles de limpiar. Para facilitarte la tarea, remoja un trapo en detergente líquido y envuélvelo sobre un cuchillo. Atrapa el polvo introduciéndolo en las rendijas.

TABLA DE CORTAR DE MADERA

Si es la que utilizan los carniceros, por algo será. Atentos a esta técnica para limpiar la tabla de cortar.

TABLA DE CORTAR DE PLÁSTICO

Si sueles utilizar las de plástico, ya habrás comprobado que amarillean fácilmente y esto les da un aspecto un poco sucio aunque no lo estén. Sencillamente introdúcelas en lejía durante una hora. Luego lávalas con normalidad.

PERSIANAS

Con las persianas ocurre algo parecido a lo que sucedía con las rejillas de ventilación: sus láminas convierten la limpieza en un auténtico suplicio. Unas simples pinzas de cocina envueltas un paño húmedo pueden cambiarlo todo.

VENTANAS

Cuando hablamos de limpiar las ventanas, no nos referimos tanto a los cristales (que no ofrecen mayor dificultad), sino a los rieles. Para que queden bien sin necesidad de pasar el día tratando de acceder a todos los recovecos, sigue estos pasos.

MOQUETAS Y ALFOMBRAS

Aquí te ofrecemos no uno, sino tres trucos caseros para mantener tus alfombras en perfecto estado.

PLANCHA

Antes de que arruine alguna de tus prendas favoritas y acabes tirándola a la basura (o directamente por la ventana), échale un vistazo a estas 5 formas de limpiar una plancha quemada.

LAVAVAJILLAS

Para eliminar los malos olores que suele comenzar a desprender el lavaplatos tras muchos esos, lo primero que hay que saber es qué los está originando exactamente. Aprende a identificar el problema y a solucionarlo para siempre en este artículo.

TAMBOR DE LA LAVADORA

Prolonga la vida de tu lavadora con suavizante, vinagre y ácido cítrico. Usa una mezcla de estos tres productos en un ciclo de lavado largo (sin ropa, evidentemente).

GOMA DE LA LAVADORA

Este es probablemente uno de los sitios de más difícil acceso de toda la casa. Además, su suciedad se transfiere a nuestra ropa con cada lavado. Para limpiarla rápida y eficientemente, presta atención a este consejo.

TAPICERÍA

Las peores manchas saldrán si espolvoreas bicarbonato sobre tus muebles y dejas que actúe durante unos 20 minutos. Para retirarlo, usa una aspiradora con boquilla de cerdas duras.

TAPICERÍA DE PIEL

Existen cremas hidratantes específicas para cubrir los rasguños que van saliendo en el cuero con el uso y el paso del tiempo. Las cremas hidratantes normales también valen, pero tienen que ser de un tono parecido al de la tapicería.

TAPICERÍA DE MICROFIBRA

Humedece primero las áreas que quieras limpiar con un poco de alcohol y frota sobre ellas con una esponja. Una vez secas, termina la limpieza con un cepillo de cerdas duras. Para no llevarte sustos con el color, procura que la esponja y las cerdas del cepillo sean del mismo color que tu mueble.

PANTALLAS DE LÁMPARAS

Para el polvo que se acumula aquí puedes usar un rodillo quitapelusas como los que utilizas en la ropa.

PANTALLA DE TELEVISIÓN

Las pantallas de televisión y ordenador son especialmente sensibles a las ralladuras y las marcas, por lo que nosotros te recomendamos que retires el polvo usando un filtro de café.

FLOREROS

La próxima vez que hagas un huevo cocido, guarda la cáscara. Tritúrala y échala en el recipiente que quieras limpiar (florero, botella de vidrio…), junto con agua tibia y una gota de jabón líquido. Tápalo bien y agítalo como si se tratara de una coctelera. Ya solo queda enjuagar para ver como las manchas han desaparecido.

MOLINILLO DE CAFÉ

Si tienes un molinillo de café en casa, ya sabrás de su mala costumbre a acumular suciedad y malos olores.. Cuando esto ocurra, utilízalo para moler arroz en vez de café. Así de fácil.

TAZAS DE CAFÉ

Cuando no lavamos inmediatamente la taza en la que nos servimos el té o el café, podemos encontrarnos más tarde con desagradables manchas incrustadas. Para sacarlas, lo mejor es frotarlas con la cáscara de algún cítrico y un poco de sal.

VAJILLAS VIEJAS

Si tus platos perdieron color, haz un lavado con bicarbonato de sodio para devolverles su aspecto original.

OLLAS Y SARTENES (2)

Echa una cucharada de sal gorda y usa la mitad de una patata para ‘fregar’ bien toda la superficie de la sartén u olla dañada o quemada. Ahora enjuaga, añade el aceite y ponla a fuego lento durante 30 minutos.

SUPERFICIES DE PLÁSTICO

Un paño húmedo y pasta de dientes. Eso es todo lo que necesitarás para que todas tus superficies de plástico (dentro y fuera de la casa) tengan un aspecto presentable.

¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!