5 CONSEJOS para preparar el GUACAMOLE más rico del mundo

Y… ¡tenemos la RECETA!

1. TIPOLOGÍA Y MADURACIÓN

Antes de comprar aguacates debes saber cuál es la mejor raza para hacer guacamole y en qué punto de maduración tienen que estar a la hora de adquirirlos.

Para hacer la salsa utiliza siempre aguacate hass porque este tipo tiene mucho más sabor y su textura es idónea para hacer el guacamole.

No olvides comprobar si la fruta está madura (pero sin pasarse). Para saberlo solamente tienes que retirar la colita, si la carne debajo de ella es verde… ¡está listo para comerse! En el caso de que esté oscuro, compra otro y si no eres capaz de quitarle el rabito, aún está verde.

2. LA TEXTURA

¿Cuál es el aguacate que dará más sabor a tu receta? ¡El que tenga dos texturas! Es decir, cremoso y con trocitos. Para conseguirlo aplasta la carne con ayuda de un tenedor sin deshacerlo por completo y si tienes mortero mejor que mejor.

3. EL ORDEN

Los pasos a seguir a la hora de preparar el guacamole son esenciales puesto que en la manera de hacerlo está el secreto.

1. Martaja la cebolla con el chile y la sal (mejor en grano).

2. Añade el aguacate triturado a la mezcla.

3. Incorpora el cilantro con movimientos delicados y envolventes.

4. EL LIMÓN Y EL TOMATE

La receta clásica no lleva jugo de limón pero puedes agregarlo si te gusta el toque de sabor que le da al guacamole. No olvides que los cítricos complementan el sabor untuoso y frenan la oxidación de la pulpa.

Lo mismo pasa con el tomate, los tomatitos o los jitomates. Si quieres añadir alguno de ellos pícalos en pequeños dados y sin semillas.

5. LAS TORTILLAS, LOS TOTOPOS O LOS CHICHARRONES

Cualquiera de estas opciones sirven para acompañar al guacamole.

LA RECETA

Si quieres preparar un guacamole tradicional necesitarás:

2 aguacates

1/2 cebolla picada

Chile verde (serranos o jalapeños)

Sal

Cilantro picado (1 a 2 cucharadas)

Jugo de limón o de lima.