Aprende a dejar tus toallas viejas como nuevas

Adoramos tener toallas nuevas y limpias, sin duda son sinónimo de buena higiene y no hay nada mejor que salir del baño para encontrarse con una impecable toalla esperando por ti. Sin embargo, con el paso del tiempo y los lavados, las toallas dejan de sentirse tan suaves como cuando eran nuevas. La razón es que el jabón y el suavizante se adhieren a la tela y hacen que su textura se vuelva áspera y lijosa.

Antes de que vayas corriendo ala tienda a gastar dinero que no te sobra, queremos darte un consejo para que lo pruebes. Los pasos son muy sencillos y los ingredientes son comunes y fáciles de conseguir. Los resultados te sorprenderán, porque notarás que tus toallas recuperarán su suavidad, serán más absorbentes y tendrán un aroma insuperable.

Utensilios e ingredientes:

1 taza de vinagre

1/2 taza de bicarbonato de sodio

Agua bien caliente

Preparación

1. Programar la lavadora para que utilice agua lo más caliente posible. Lavar las toallas en un ciclo de lavado junto una taza de vinagre.

2. Cuando el ciclo de lavado termine, dejar las toallas en la lavadora, agregar 1/2 taza de bicarbonato de sodio y programar otro ciclo de lavado con agua caliente.

3. Al completar el segundo ciclo de lavado, centrifugar las toallas y secar como de costumbre. Ahora sí podrás disfrutar de nuevas toallas sin gastar demás.