Cómo hacer el BIZCOCHO más ESPONJOSO que has visto, paso a paso

Un bizcocho bien esponjosito es el sueño de cualquiera…

Lograr que los bizcochos queden altos, esponjosos y suaves, no siempre es fácil. No se trata únicamente de los ingredientes, sino de seguir el procedimiento paso a paso y cuidar cada detalle. Aquí te contamos todo lo que hay que saber para tener un bizcocho bien esponjosito, pero suave y húmedo.

INGREDIENTES

5 huevos

200g de azúcar

250g de harina

50 ml de agua

25 ml de aceite de oliva

8g de polvo para hornear

1 pizca de sal

1 cucharadita de extracto de vainilla

papel para hornear

PREPARACIÓN

1. Precalienta el horno a 180º y cubre el fondo del molde con un círculo de papel para hornear.

2. Separa las yemas y las claras y bate las claras con una pizca de sal. Cuando formen picos suaves, añade el azúcar y continúa batiendo hasta que se formen picos firmes. Esta parte es fundamental, porque es el truco para que el bizcocho quede particularmente esponjosito.

3. Aparte, tamiza la harina con el polvo para hornear. En otro tazón, bate las yemas con el aceite, el agua y la vainilla. Incorpora la harina a esta mezcla e incorpora bien.

4. Luego, con mucho cuidado añade las claras batidas.

5. Vierte la masa en el molde y hornea durante 40 minutos. Pasado este tiempo, checa que esté firme de la superficie. Si aún le falta, déjalo unos 10 o 15 minutos más.

6. Deja entibiar un poco y desmolda… ¡ya está listo para decorar como más te guste!