Cómo preparar el puré de papas correctamente. 7 consejos de un cocinero experto.

¿Cómo debe ser un puré de papas ideal? Por supuesto, esponjoso, tierno, caliente y sabroso. Seguramente, después de pensar en un puré así, se te hubiera hecho la boca agua…

Aún en los restaurantes caros, puedes pedir un puré de papas común y corriente — pero lo que te sirvan será diferente al plato casero: tanto por su gusto como por su consistencia. Los chefs tienen sus secretos y trucos, y hoy «Hacer Juntos» quiere revelar algunos de ellos para ti.

SECRETOS DE LA PREPARCIÓN DEL PURÉ DE PAPAS

1. Opta por los tipos de patata altos en almidón — escoge unas papas redondas con una cáscara clara y una pulpa blanca, preferiblemente, del mismo tamaño.

2. Resulta que no es necesario pelar papas antes de hervirlas: además de contener muchos elementos útiles, la cáscara le dará un sabor delicioso al plato. Quita la cáscara después de que las papas ya estén listas.

3. Mantén la proporción óptima de agua y papas. Por ejemplo, para preparar 500 g de papas, necesitas 600–700 ml de líquido.

4. Añade sal al principio de la preparación, antes de poner la cazuela con papas en el fuego. Así, las papas absorberán la sal uniformemente, gradualmente y por completo.

5. El tiempo óptimo de la cocción es 20 minutos — para los tipos de patata mencionados en el primer párrafo.

6. Para lograr la consistencia de puré, no se recomienda utilizar la batidora.

7. Primero, agrégales a las papas la mantequilla. Mezcla y calienta el puré un poco, después, echa la leche caliente. Por 500 g de papas, necesitas 100–150 g de mantequilla y 150 ml de leche.

Si sigues estos truquitos, el puré de saldrá homogéneo y de color apetitoso. Esperamos que nuestro esfuerzo no sea por nada, y que procures preparar el puré de papas «a la perfección». Puedes acompañarlo con ensalada mixta o carne guisada. ¡Si te ha gustado este artículo, no olvides de compartirlo con tus amigos!