Cómo renovar un refrigerador.

Con frecuencia sucede lo siguiente: el frigorífico sigue cumpliendo perfectamente con su tarea, congela muy bien, da la cantidad necesaria de frío, pero… ha perdido la buena apariencia. ¿Y ahora? ¿Qué hacer, botarlo?

«Hacer Juntos» te propone aprender cómo restaurar el lustre perdido y el buen look de la nevera. Sin ningún dispositivo complicado ni habilidades especiales, lograrás en cuestión de hora que tu refrigerador sea el objeto de atención de todos.

Sugerimos que no sólo renueves el refrigerador, sino que lo pintes con pintura especial, ¡convirtiéndolo en una especie de foro de la familia! Después de que la pintura se seque, en la cubierta podrás escribir con tizas ordinarias, menú, listas de compras, bosquejos de recetas o, simplemente, dejar mensajes encantadores.

Renovación del refrigerador con pintura de pizarra

En los últimos tiempos, en bares, cafés y restaurantes, comenzaron a utilizarse ampliamente tablas de pizarra y letreros. Es muy cómodo: el menú de la semana, la información sobre promociones, descuentos y novedades siempre se puede escribir rápidamente, y luego borrar. Hay algo de la infancia en esto, ¿no crees?

La pintura especial (de pizarra) se puede comprar en las tiendas de materiales de construcción, o puedes prepararla tú mismo. Es una opción adecuada, si se necesita pintar un área pequeña o artículos diminutos. Simplemente mezcla 1 taza de pintura acrílica ordinaria con 2 cucharadas de masilla o lechada para las juntas de azulejos.

Para pintar el refrigerador, previamente limpia ligeramente su superficie con papel de lija. Así lograrás que la pintura se pegue mejor. Aplica la pintura con rodillo (los detalles pequeños píntalos con un cepillo), preferiblemente en 2 capas, dejando que se sequen bien. ¡Igual que cuando pintas tus uñas!

Un refrigerador renovado luce fantástico. Vale la pena añadir algunos detalles espectaculares con un revestimiento de pizarra – el interior va a cambiar radicalmente.

La solución perfecta para decorar la cocina al estilo de una pequeña y acogedora casa de café.

Por cierto, si aplicas dos capas de pintura magnética debajo de la capa de pizarra, además de inscripciones, en la cubierta podrás pegar fotos, recortes con recetas y otros detalles encntadores.

Tus amigos se pondrán contentos si compartes con ellos estas nuevas ideas. ¡Te deseamos que tengas éxito en el camino de la creatividad!