CÓMO SACAR de la cerradura una LLAVE ROTA

¿Tu llave se atascó y no tienes tiempo de esperar al cerrajero? Te enseñamos 2 maneras de solucionarlo

Es una mañana de mucho ajetreo: el despertador no sonó, se terminó el agua caliente, los niños no están listos para el colegio, te tiraste el café encima y, cuando piensas que nada podría salir peor, el cerrar la puerta de casa se te atasca la llave y se parte en dos. ¿Qué puedes hacer?

Si conoces esta historia, sabrás que no puedes simplemente irte de casa y dejar la puerta abierta, ya que los robos están a la orden del día. Por otro lado, tal vez no quieras gastar una buena cantidad de dinero en traer a un cerrajero, o simplemente no hay ninguno disponible en ese momento. Por fortuna, existe una forma de sacar una llave atascada de la cerradura. Sólo necesitarás dos herramientas y un poco de paciencia.

¿QUÉ NECESITARÁS?

Para desatascar una llave rota, necesitarás lo siguiente:

unas tijeras con punta aguda o un cuchillo

1 taladro

1 broca de 1,5 o 2 mm

CÓMO SACAR UNA LLAVE ROTA

1. Si tu cerradura acaba de atascarse con una llave rota, primero que nada no intentes empujarla ni tirar de ella con la mano. Mientras más rápido actúes para desatascarla, mejor. Consigue un cuchillo resistente, o de preferencia unas tijeras puntiagudas como las de electricista. Con cuidado introduce la punta por la parte de abajo o por el costado, y tira suavemente para sacar la llave. Una vez hayas logrado que sobresalga lo suficiente, tómala cuidadosamente entre tus dedos.

2. La segunda opción debe hacerse si la primera no funcionó, pero debes tener mucho cuidado para no dañar permanentemente tu cerradura. Coloca la broca en el taladro. La idea es hacer un pequeño orificio en diagonal, que vaya desde la superficie de la cerradura hasta el costado de la llave. Lo que buscamos es crear un espacio adicional para poder hacer palanca con la punta de las tijeras.

3. Haz un pequeño agujero con el taladro, deteniéndote cuando sea necesario para no equivocarte. Ahora introduce la punta de las tijeras o el cuchillo y haz un poco de presión para sacar el trozo de llave. Cuando la llave haya sobresalido lo suficiente, retírala cuidadosamente con tus dedos o con una pinza.

4. Esperamos que estos consejos te sean útiles. De cualquier manera revisa el estado de tus llaves: si se ven frágiles o están un poco dobladas, más vale sacarles una copia que arriesgarse a pasar un mal rato.