¡CUIDADO! Si ves ROPA estorbando en tu PARABRISAS, ¡NO LA TOQUES por nada del mundo!

Una nueva forma de robo está poniendo en peligro la vida de las personas. Te contamos cómo puedes reaccionar ante este peligro.

AL SALIR DE CASA, ¡EXTREMA PRECAUCIONES!

La delincuencia no tiene límites cuando se trata de inventar nuevos métodos para robar lo que has ganado con tanto esfuerzo. Lamentablemente el trabajo de la policía es insuficiente, y esto se agrava con la mala infraestructura en las ciudades: calles oscuras, falta de cámaras de seguridad, estacionamientos sin vigilancia y poca presencia policíaca en las calles. Es por ello que debemos cuidarnos entre nosotros y compartir información valiosa que puede ser la diferencia entre volver sano y salvo a casa o pasar un momento traumático.

A continuación te explicamos la nueva estrategia de los amantes de lo ajeno para robarte cuando vas en automóvil.

¡Comparte esta historia con tu familia y amigos para que estén alertas!

LA NUEVA “MODA” DE LOS DELINCUENTES

“Hace poco fui a un centro comercial a ver una película. Al salir me dirigí al estacionamiento, que se encuentra en un sótano. Aunque no eran más de las 10 de la noche, había muy pocos autos, lo cual me dio un poco de miedo. Llegando a mi carro noté que había algo raro sobre el parabrisas, se trataba de una camisa de franela echa bola y atorada en el limpiaparabrisas. Eso me dio muy mala espina y decidí mejor subir a mi coche de inmediato sin quitarla, y fijándome muy bien si había alguien más cerca de mí. Salí del estacionamiento mirando para todos lados, pero lo peor estaba por comenzar…

LA NUEVA “MODA” DE LOS DELINCUENTES

Al salir tenía que manejar muy lento porque la trampa del parabrisas no me dejaba ver muy bien que digamos. Pensé en bajarme en el semáforo para quitarla cuando noté un coche atrás de mí que me pareció muy sospechoso. Seguí mi camino y al cabo de dos cuadras me di cuenta de que dos tipos me iban siguiendo y no me perdían la pista un minuto. Ahí entendí que lo que querían era asaltarme. Ambos tenían la cabeza cubierta, aunque era de noche traían gorra y lentes de sol, y la verdad empecé a entrar en pánico. Lo que hice fue accionar el limpiaparabrisas para ver si ese trapo se caía solo, pero estaba muy bien amarrado. Mejor seguí manejando por avenidas y calles grandes hasta que pudiera perderlos de vista.

LA NUEVA “MODA” DE LOS DELINCUENTES

Después de no verlos por un par de cuadras decidí que era seguro volver a casa. Llamé a la policía para reportar lo que acababa de pasarme, y al ir a hacer mi declaración me dijeron que había varios reportes similares y, en algunos casos, la cosa terminó en asalto. Me explicaron que se trata de una nueva “moda”: los delincuentes van a estacionamientos y lugares con poca vigilancia, colocan un objeto en el retrovisor como ropa, un trapo, basura, en algunos casos hasta dinero, para que bajes la guardia y te detengas a quitarlo. Es entonces que salen detrás tuyo para robarte el bolso o incluso el automóvil. Si no lo logran a la primera, es probable que intenten seguirte para ver si en algún momento te detienes. Por suerte lo mío sólo quedó en un susto, pero no quisiera que a nadie le pasara lo mismo que a mí.”

Según reportes de la policía, este tipo de asaltos se han registrado en países como México, Argentina, España y Estados Unidos con diferentes variantes. Si ves que delante de tu automóvil hay algún tipo de traba como basura, clavos, cualquier objeto que obstaculice la visibilidad al volante o incluso objetos como una cartera, un billete o cualquier cosa de valor que pueda llamarte la atención, lo mejor es alejarte de ahí e ir a buscar ayuda. Recuerda que tu seguridad es muy importante y debemos permanecer alertas ante cualquier situación que nos dé mala espina.

¡Comparte este artículo para que más personas conozcan esta historia y puedan protegerse! ¡Hoy por ti, mañana por mí!