Deja de comprar arándanos, mira cómo cultivarlos en tu propia casa

No solo son deliciosos, sino que ayudan al buen funcionamiento de nuestro organismo de incontables maneras. Por ello, cada vez más, los arándanos tienen una presencia permanente en la mayoría de nuestras cocinas. ¿Qué tal si pudiéramos recolectarlos directamente en casa?

Antes de lanzarte al tutorial en vídeo ofrecido por Gustavo Dávalos, lee estos consejos:

Infórmate bien a la hora de conseguir el arbusto, pues debe adaptarse bien al clima en el que vives. ¡No todos son iguales!

Comprueba que la acidez del suelo es la adecuada (entre 4 y 5). Si no es así, es preferible que lo plantes en maceta, donde podrás controlar el pH de la tierra con mayor facilidad.

Plántalos donde puedan recibir abundante luz solar. Si es en jardín, a una distancia mínima de 5 pies entre un arbusto y otro. Si no, en macetas de 18 pulgadas.

Protege tus bayas de los insectos y otros animales.

No escatimes en su mantenimiento y pódalos cada pocos años (pueden durar hasta 20 dando frutos).

No te apresures a la hora de la recolecta: cuando creas que ya están en su punto óptimo de madurez, espera aún unos días más.

Y tú, ¿te animas?

Si te pareció interesante, ¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!