Dejar reluciente de limpia la estufa no tiene por qué ser un tormento con estos 3 métodos infalibles

Cocinar y hornear y, al mismo tiempo, mantener tu cocina ordenada y limpia, parece misión imposible. Pero incluso las amas de casa más experimentadas a veces tienen que luchar contra pequeños problemas en la cocina.

Si alguna vez te ha pasado que te distraes y dejas por olvido que la leche se derrame sobre la estufa de gas, no te desesperes. Pero si no quitas las manchas de inmediato, empeorará la situación.

5 Consejos que ayudarán a facilitar, organizar y agilizar los procesos de limpieza del baño y la cocina.

Hemos preparado algunos consejos efectivos que te ayudarán a limpiar tu estufa de gas sin esfuerzo:

Cómo limpiar la rejilla o campana de la estufa.

 

Ingredientes.

–1 barra de jabón para prendas;

–5 cucharadas soperas de soda de lavado o carbonato de sodio;

–1 manzana.

Modo de empleo.

1. Rallar el jabón para ropa y la manzana. Colócalos en una cacerola, agrega agua y algunas cucharadas de carbonato.

2. Haz hervir la mezcla y apaga la estufa de gas.

3. Coloca la rejilla o la campana de tu estufa de gas en un lavabo y llénalo con el líquido.

4. Puedes envolverlos con una gasa empapada en la solución. Sácalos en una hora y enjuaga con agua tibia.

5. La soda de lavado o carbonato de sodio es un detergente efectivo y económico. Es más fuerte que el bicarbonato de sodio. El ácido de las manzanas puede soportar perfectamente las impurezas sin dañar la superficie. ¡Las propiedades de limpieza aumentan significativamente si se usan junto con el jabón!

Cómo limpiar las perillas.

Ingredientes.

–1 bote de amoniaco y anís;

–1 paquete de hisopos de algodón.

Modo de empleo.

1. Sumerge un bastoncillo de algodón en algunas gotas de amoniaco y frota cualquier punto sucio. Si la superficie es grande, usa algodón.

2. Luego limpia la sustancia con un paño empapado en agua. El amoniaco acaba con las impurezas y el anís elimina los olores desagradables. El proceso de limpieza debe llevarse a cabo en un área bien ventilada.

Cómo limpiar la superficie de la estufa.

Ingredientes.

–1/4 de taza de bicarbonato de sodio;

–1/3 de solución de peróxido de hidrógeno al 3%.

Modo de empleo.

1. Agrega la solución de peróxido de hidrógeno al bicarbonato de sodio. Aplica la mezcla sobre la superficie de tu estufa; usa un cepillo de dientes para frotar las manchas y deja durante 20 minutos.

2. Después de un tiempo, frota primero con un cepillo y luego con una esponja húmeda. Para proteger tus manos, te recomendamos que uses guantes de goma.

Con la ayuda de estos métodos simples, tu estufa de gas y tu campana brillarán como nuevas. ¡Usa estos consejos y comparte esta publicación con tus amigos! ¡Todos deberían conocer estos simples métodos de limpieza!