Descubre lo que la forma de tu nariz revela sobre tu personalidad

LA NARIZ ES EL ESPEJO DEL ALMA

La mayoría solo prestamos atención a los ojos y a los labios, pero la fisionomía de la nariz puede revelar más de lo que crees sobre una persona. Así lo demostró el profesor de la Universidad Ben-Gurion Abraham Tamir, que las clasificó en 8 tipos distintos de los que podían extraerse unos ciertos rasgos del carácter. ¿Quieres saber más sobre la tuya? Sigue leyendo…

NUBIA O PLANA

De personalidad optimista y curiosa, las personas con este tipo de nariz suelen tender a estar siempre rodeados de gente, a la que intentan hacer sentir cómoda (lo cual explica su popularidad). En cuanto a forma, esta nariz se caracteriza por su amplitud en la parte baja.

GRIEGA

Es estrecha, un poco larga y recta (como la que se suele encontrar en el arte griego). Las personas que la poseen son, por norma general, más introvertidas, aunque muy inteligentes y fieles.

DE GANCHO

Este tipo de nariz es tan particular como la personalidad que la acompaña. Creativos, apasionados, a veces un poco temerarios… las personas con nariz de gancho siempre están llenas de sorpresas.

CON ARCO

Parecida a la anterior, pero terminada en una punta menos redondeada, esta es la nariz de los grandes líderes: organizadores y decididos, pero también responsables y honestos.

CHATA O DE BOTÓN

El pequeño montículo de la punta le da su característico nombre a la nariz de botón, que es más común de lo que podría parecer. En este caso se trata de personas espontáneas y directas, tanto que a veces pueden parecer un poco bruscas a los demás.

RECTA

Es la más extendida en Asia y se relaciona con personas de fuerte temperamento, muy apasionados pero de paciencia limitada.

CÓNCAVA

Generosas por naturaleza, las personas con nariz cóncava siempre mirarán por los demás antes que por ellos mismos. Esto también les da fama de sensibles, pues frecuentemente no recibirán lo mismo a cambio y se sentirán heridos.

TORCIDA

Comprometidos, auténticos, amorosos… las narices torcidas, como las personas que se esconden detrás de ellas, son verdaderamente una rara avis.

Y tú, ¿te sentiste identificado/a?