Educa sin gritos: Conoce las 4 claves las cuáles te ayudarán a enseñar a tus hijos.

¡Hola! Lo que podemos justificar como “buena crianza” puede lastimar a nuestros hijos más adelante. Conoce las cuatro claves que debemos conocer los padres para tener hijos de bien.

Claves Que Te Ayudarán A Enseñar A Tus Hijos

Los padres generalmente no comienzan a querer cometer errores. Sin embargo, con demasiada frecuencia, sólo confían en sus “instintos de crianza” y no tratan de obtener ayuda con problemas comunes de crianza.

Desafortunadamente, muchos de nosotros no somos capaces instintivamente de saber qué hacer en cada una de las situaciones a las que nos enfrentamos como padres, y todos podemos cometer errores de vez en cuando.

Si desea criar niños con buenos modales, tendrás que establecer algunas reglas básicas. Saca las malas conductas de la raíz con estas cuatro claves:

1. Requerir que las tareas se hagan antes de la diversión: No le haces ningún favor a tu hijo siendo un blando.

Los estudios demuestran que ser estricto con los quehaceres y las responsabilidades lo ayuda a desarrollar la capacidad de enfrentar la frustración.

Incluso su niño pequeño puede hacer quehaceres simples en la casa, como guardar sus juguetes o ayudarlo a limpiar los líos que él hace.

2. No tengas miedo de decepcionar: Odiamos ver a nuestros hijos tristes, pero los Stones lo dijeron mejor: no siempre se puede obtener lo que se quiere.

Aprender a aceptar la desilusión le dará a su hijo habilidades importantes para lidiar con el estrés emocional más adelante en la vida.

3. Déjalos trabajar para lo que quieran: Muchos expertos creen que los niños se echan a perder cuando las cosas se les presentan demasiado fácil, y los alientan a que tomen esas cosas por sentado.

Si tu hijo quiere algo nuevo, establezca un sistema de recompensa por buen comportamiento y permítale ganarlo poco a poco.

4. Se adhieren a esos límites sin importar que: Uno realmente significa uno. Nos ha sucedido a todos: decimos no a más de una galleta, y luego empezamos a cuestionarnos a nosotros mismos.

El truco aquí es tener una visión a largo plazo. Tal vez una segunda galleta estaría bien solo por esta vez, pero ¿realmente quieres ser una segunda persona cada vez que estableces un límite? Eso sucederá si cambias tu historia.

Estas claves funcionan muy bien solo recuerda que debes criar a tus hijos sin gritos para que ellos asimilen mejor la información y no crezcan con problemas psicológicos.

Gracias por visitarnos 🙂