El moho negro ha ocupado todo el cuarto de baño… ¡La solución perfecta estaba al alcance de la mano!

Las manchas negras que aparecen repentinamente en las paredes o en el techo no es un polvo inofensivo o alguna telaraña. Es un tipo especial de moho negro, y de ahora en adelante, vas a tener que prestar más atención a este fenómeno.

Además de la destrucción de los materiales de acabado, la aparición de moho negro conduce a muchos otros problemas. Las esporas de este hongo se filtran fácilmente en el cuerpo humano a través de las vías respiratorias. En un entorno favorable, las esporas comienzan a crecer, causando reacciones alérgicas severas como neumonía, asma, e incluso, candidiasis.

El moho negro está conformado por un grupo entero de hongos que incluye diferentes variedades de microorganismos. Cada uno de estos hongos es peligroso a su manera, pero sólo unas pocas especies representan serio riesgo para la salud humana.

No tiene sentido hacer análisis en casa – no hay lugar para el hongo en el hogar, cualquiera que sea su variedad.

En la mayoría de los casos, el moho negro aparece en habitaciones con alto contenido de humedad – el cuarto de baño y la cocina. Favorecen la aparición de moho las grietas en la mampostería y las paredes, las reparaciones mal hechas, entre otras.

Problemas en el alcantarillado o tuberías del suministro de agua también pueden ser la causa de la aparición del hongo en la casa. Las instalaciones sanitarias tienen todas las condiciones para su desarrollo activo. Carencia de la luz del sol, pobre circulación del aire, alta humedad – son condiciones perfectas para la propagación del hongo.

Luchar contra los hongos se puede y se debe. Hoy te proponemos un método que será muy efectivo, si la afectación está en una etapa temprana del crecimiento. Las manchas aisladas se pueden localizar y eliminar. Pero si el moho ya se ha extendido por toda la pared, entonces habrá que recurrir a medidas radicales como la renovación de la revestimenta de las paredes con yeso y cal.

Cualquier contacto con el moho es perjudicial para la salud. Antes de comenzar a procesar las superficies afectadas, busca anteojos, protector de la respiración, guantes y cubre la cabeza con un pañuelo.

El peróxido de hidrógeno es una efectiva herramienta antifúngica, antiviral y antibacteriana. Se considera como una excelente alternativa tradicional para el blanqueo de las superficies. No contiene sustancias tóxicas, por lo que es seguro no sólo para el medio ambiente, también para el individuo.

Para eliminar el moho, usa una solución de peróxido de hidrógeno al 3%. Envásalo en un recipiente que sirva para rociar (el que sueles utilizar para regar flores), luego aplica la solución en el lugar afectado. Restrega la superficie con una esponja. Es preferible desechar la esponja después del uso.

Enjuagua el área con agua y rocíala de nuevo con la solución. Deja que el peróxido se seque. Después de este procedimiento, todas las manchas de moho serán destruidas, y se evitará su recurrencia.

Vigila la limpieza de tu casa. Es más fácil advertir el problema que lidiar con sus consecuencias.