Elimina cualquier suciedad de la baldosa sin dejar rastro. ¡Una receta simple con un resultado asombroso!

Me encanta cuando todo en la casa brilla y luce. La limpieza para mi, como para cualquier ama de casa, es algo habitual, pero hay cosas que no me agradan en absoluto. Es justo en esa categoría entra la eliminación de la suciedad de la baldosa.

Las superficies revestidas, ya sea la cerámica, mármol o granito, no son caprichosas en su explotación y no requieren atención especial. Pero mantener su limpieza y el brillo impecables, requiere de esfuerzos físicos considerables.

En mi caso, el «desamor» por la limpieza de baldosas es causado por la reacción alérgica a algunos detergentes.

Cómo limpiar baldosas

Para limpiar eficazmente la baldosa de la grasa, existe una variedad de compuestos de limpieza, perfectos para los revestimientos de cerámica, como son las baldosas en la cocina y los azulejos de cerámica en las paredes del cuarto de baño. En las ferreterías, los encontrarás tanto de la producción nacional como la extranjera.

Pero ¿qué pasa si estos medios tienen un efecto negativo en la piel de tus manos y, como resultado, en todo el organismo?

Ciertamente, hay alternativas a los métodos industriales en la eterna lucha contra la suciedad. Son más baratos, más seguros y dan buenos resultados. La editorial «Hacer Juntos» ha preparado para ti un modo fácil de limpiar cualquier suciedad de la baldosa sin mucho esfuerzo. ¡Limpieza sin estrés alguno!

Esta receta me sugirió mi abuela. ¡La preparación del remedio no requiere costos especiales, y en términos de eficiencia, no tiene iguales hasta el día de hoy!

NECESITARÁS

5 litros de agua

1/2 vaso de bicarbonato de sodio

1/3 vaso de jugo de limon

1/4 vaso de vinagre blanco

PREPARACIÓN Y APLICACIÓN

1. En un recipiente con agua, agrega la soda y mezcla hasta que se disuelva completamente.

2. En la solución preparada, vierte el jugo de limón, mezcla bien, y luego agrega vinagre. a. Después de la formación de la espuma, pásalo todo a una botella con un pulverizador, para que el uso del producto sea más conveniente.

3. Para la limpieza, rocía la solución en las áreas contaminadas. Déjala actuar durante media hora, y luego, con un cepillo o una esponja, frega las superficies sucias.

4. Toda la suciedad desaparecerá sin dejar rastro, y tu baldosa quedará reluciente!

También esta solución se puede utilizar en calidad de desinfectante para la limpieza de pisos.

El resultado lo notarás de inmediato – ¡la limpieza perfecta está garantizada!

Las amas de casa experimentadas saben: lavar baldosas es sólo la mitad del éxito. Lo más importante, después del procedimiento, es secar la baldosa. La tela debe absorber la humedad, sin dejar rastro. Perfectos en este caso son mohair, microfibra o toallas de bambú, que no dejan manchas, ni salpicaduras.

El trabajo debe realizarse en guantes de goma, independientemente del método elegido de limpieza. Y también recuerda: las baldosas de las paredes se empiezan a lavar desde abajo, y secar – desde arriba.

Toma nota de esta simple receta y recuerda, cuanto menos sustancias dañinas hay en el ambiente de tu casa, ¡mejor será tu salud y la salud de tu familia!