Ella echó agua a la cáscara de plátano, y la dejó reposar por la noche. ¡Muy útil!

Plantas del hogar contribuyen mucho a la creación de una atmósfera casera. Las hojas verdes purifican el aire y alegran la vista durante todo el año. Por eso, muchos cultivan pequeños jardines en los alféizares de sus ventanas. Sin embargo, las plantas caseras, a menudo, precisan de una fertilización adicional de las raíces y hojas.

¿Tu planta se va marchitando, aunque la riegues regularmente? Vale la pena probar el abono de pulpa o cáscara de plátano maduro. Esta fruta apetitosa y nutritiva tiene el alto contenido de minerales, que estimulan el crecimiento del tallo y el desarrollo del sistema de raíces.

ABONO DE PULPA DE PLÁTANO

1. Escoge un plátano maduro o, mejor aún, pasado. Pélalo y rállalo.

2. Agrégale ½ vaso de agua purificada, mezcla la masa y échala a la maceta con la planta que quieres rescatar.

ABONO DE CÁSCARA DE PLÁTANO

1. La cáscara de plátano puede servir de un fertilizante sistemático. Echa ½ l de agua purificada a la cáscara y déjala reposar por la noche.

2. Mezcla esta infusión de plátano con agua, en la proporción de 1:5. ¡El abono está listo!

3. Puedes regar tus plantas con este remedio sistemáticamente, utilizando la misma cáscara más de una vez.

Este abono casero puede ser utilizado para cualquier planta del hogar, pero debes tener en cuenta la cantidad de agua que es necesaria para cada de ellas.

Comparte esta receta genial con tus amigos, aficionados a la jardinería, ¡te estarán sumamente agradecidos por este consejo útil!