Esta deliciosa TORTA DE NARANJA ¡no lleva harina!

Es una bendición para aquellos que no consumen gluten, además queda super húmeda gracias al jarabe con el que la rocías ni bien sale del horno…¡No te la pierdas!

INGREDIENTES

3 naranjas medianas

3/4 taza de azúcar granulada

1/4 taza de miel

5 huevos

2 tazas de harina de almendra

1 cucharadita de polvo de hornear

1/8 cucharadita de sal

1 cucharada de mantequilla sin sal

1/2 taza de azúcar

La ralladura y el jugo de 1 naranja

1 taza de crema batida refrigerada

6 cucharadas de queso mascarpone

2 cucharadas de azúcar

1/4 cucharadita de extracto de vainilla

PREPARACIÓN

1. Coloca las naranjas en una cacerola grande, cubre con agua y lleva a hervir.

2. Luego, baja la temperatura a fuego lento. Pon una pequeña placa sobre las naranjas para mantenerlas sumergidas y cocina durante dos horas. Retira las naranjas y reservar el líquido de la cocción.

3. Combina el azúcar granulado y la miel en el tazón de un procesador de alimentos. Seguidamente, añade los huevos y mezcla hasta quede suave y esponjoso.

4. Precalienta el horno a 200°, después de que las naranjas se hayan enfriado lo suficiente como para manejarlas con seguridad, córtalas en pedazos medianos (pela y todo). Quita las semillas y agrega al procesador, mezcla hasta que quede suave.

5. Añade el harina de almendras, la sal y el polvo de hornear, mezcla para combinar.

6. Engrasa un molde con manteca y enharina. Utiliza una espátula de goma para raspar la mezcla de la torta del procesador al molde.

7. Hornea en el horno precalentado durante hora-hora y media. Inserta un palillo en el centro de la torta para saber si ya está lista. Luego, deja que la torta se enfríe antes de retirar del molde.

8. Para hacer el jarabe de naranja, vierte el líquido de cocción reservado de las naranjas en una cacerola grande. Añade el azúcar, la ralladura de una naranja y su jugo. Lleva a ebullición durante 10 minutos o hasta que quede espeso y almibarado. Deja enfriar.

9. Para hacer la crema de mascarpone, bate juntos la crema batida, el mascarpone, el azúcar y la vainilla hasta formar picos suaves.

10. Para servir, transfiere las rebanadas a un plato y cubre con crema de mascarpone. Por último, rocía un poco de jarabe de naranja por encima y listo, disfruta.