Este es el SECRETO de las ABUELAS para mantener la ROPA BLANCA E IMPECABLE

Todos conocemos los usos del vinagre en la cocina pero, ¿sabes todo lo que puede hacer por tu ropa?

DEJA TU ROPA SUAVE Y SIN ARRUGAS

El vinagre es un excelente suavizante de ropa, además de ser 100% natural, y por lo tanto, inofensivo para el medio ambiente. Sólo necesitas agregar un chorrito de vinagre a la lavadora, y listo. Si crees que este truco dejará tu ropa con un olor particular, ¡no te preocupes! al momento de extender la ropa para que seque, el vinagre se evaporará sin dejar rastro.

Te recomendamos también usar vinagre para lavar las toallas y sábanas nuevas, ya que usualmente son rociadas con productos químicos para preservarlas en el almacén.

Una forma barata y eficiente de suavizar tu ropa sin dañar tu salud.

DOSIS Y TIPO DE VINAGRE

La dosis recomendada para el lavado es 100 ml por cada 5 kg de ropa. En cuanto al tipo de vinagre, aunque todos contienen ácido acético (el responsable de suavizar tu ropa), es preferible elegir un vinagre incoloro, como el de alcohol o vino blanco para cuidar tu ropa.

PODER ANTIMANCHAS

Para dejar tu ropa siempre blanca, agrega una taza de vinagre blanco durante el lavado. Si tienes prendas percudidas, puedes blanquearlas dejándolas remojar en una solución con 5 partes de agua y 2 de vinagre. Este truco mantene la calidad de las fibras, por lo que tu ropa durará más tiempo como nueva.

Si quieres deshacerte de esas molestas manchas de sudor en el área de las axilas, frota la prenda con un paño blanco mojado en vinagre y enjuaga inmediatamente.

CONSERVA EL COLOR DE TU ROPA POR MÁS TIEMPO

Agregar una taza de vinagre a tu lavadora también ayuda a preservar los colores de tu ropa por mucho más tiempo.

Este truco también hará que tu ropa esté más suave y sea fácil de planchar.

LIMPIA TU LAVADORA

Para mantener tu lavadora en óptimas condiciones y evitar la presencia de bacterias y moho, es necesario lavarla una vez cada 3 meses. En este caso, el vinagre actúa también como bactericida. Puedes usar 1 litro de vinagre mezclado con 1 taza de bicarbonato de sodio. Simplemente vierte la solución en el tambor de la lavadora y comienza un ciclo de duración estándar. Al final puedes dejar la puerta de tu lavadora abierta para que se ventile. Verás que queda como nueva.