Este es el secreto para revivir una orquídea marchita

Es la reina de las flores y, como tal, es a la vez resistente y delicada. Si tus intentos de devolverles el esplendor original a tus orquídeas no funcionaron, sigue estos consejos:

1. El ambiente ideal para tu orquídea sería una zona de tu hogar a la que no llegue la luz solar directa pero esté, aún así, bien iluminada. Si ya es demasiado tarde para este consejo, sigue leyendo..

2. Para que una orquídea que ya se desvaneció vuelva a florecer, tres días después de la caída de las flores pódala a la altura del segundo nudo de los tallos. Si esto no funciona, pódala ‘a cero’. No te preocupes, volverá a crecer.

3. Para regarlas adecuadamente, prepara un baño una vez a la semana y sumerge las macetas en él durante 10 minutos. Luego retíralas y deja que drenen: las plantas deben quedar húmedas, no ahogadas.

4. Una vez que hayan vuelto a florecer, disminuye la frecuencia de los baños. Un vaso de agua a la semana debería ser suficiente.

Si no conseguiste que reflorezcan, añade de vez en cuando un tapón de abono para orquídeas.
Evita las corrientes de aire, la luz solar directa y corta las flores nacientes para que las demás crezcan con más fuerza.

Si te pareció interesante, ¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!