Esto es lo que sucede cuando rocías ALCOHOL EN TU CAMA

No, el alcohol no solo se bebe… ¡tiene otros muchos sorprendentes usos!

Bien es sabido, por ejemplo, que forma parte de la composición de gran cantidad de productos cosméticos y desinfectantes, gracias a sus capacidades de “limpieza”.

¿Para qué sirve en la cama?

Compra alcohol etílico, trasvásalo a una botellita con rociador y estarás listo/a para darle un uso tan poco ortodoxo como efectivo.

Al aplicarlo sobre el colchón y las almohadas, estarás acabando con las chinches y otros parásitos, si los hubiera, o impidiendo que jamás se instalen y reproduzcan en tu cama en el futuro. ¡Felices sueños!

¿Te gustó este truco?

¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!