¡Estos 3 ingredientes harán que tus plantas sin vida florezcan y crezcan como locas!

No necesitas recurrir a productos caros o llenos de químicos…¡La solución para revivir tus plantas, está en tu cocina!

ABONO CASERO

Una forma sencilla de fertilizar las plantas de manera natural y orgánica, es mediante el uso de cáscaras de plátano o banana para darle a tu jardín la dosis necesaria de potasio. Es muy fácil de preparar y tan sólo tienes que seguir estos consejos.

Ingredientes

Las cáscaras de cinco o seis plátanos

Un litro de agua

Una cucharada de miel

Preparación

1. Junta las cáscaras de algunos plátanos; a medida que los vas comiendo, las vas guardando. Una vez que las tengas todas reunidas, córtalas en trozos y ponlas a hervir con un litro de agua durante el lapso de unos quince minutos a partir de que entran en estado de ebullición. Cuela y deja enfriar, antes de guardar en una botella.

2. Al momento de aplicar este fertilizante, la cuestión es sumamente sencilla: mezcla un litro de agua por cada litro de fertilizante a la hora de regar tus plantas en tu jardín orgánico. Así, le estarás suministrando uno de los tres elementos fundamentales que tienen para su mejor crecimiento, el potasio (los otros son nitrógeno y fósforo). Y todo simplemente dándole otro uso a las cáscaras de los plátanos que comes habitualmente.
Vale la pena destacar que este este fertilizante funciona mejor durante la época de floración y cuando la planta está dando frutos, que es cuando más necesita estos nutrientes.

Las cáscaras de huevo contienen 93 % de carbonato de calcio y 1 % de nitrógeno, junto con otros nutrientes necesarios para la tierra. Muchas plantas toman el calcio de la tierra durante su proceso de crecimiento, pero cuaqndo no lo consiguen desarrollan enfermedades y crecen lentamente.
Una forma sencilla de aportar calcio a tus plantas es lavando y triturando las cáscaras de huevo, y agregándolas a la tierra de tus plantas.

Agregar un poco de café usado a la tierra de tus plantas le agregará esponjosidad al terreno, pero no hay que abusar, ya que también podría añadirle mucha acidez al terreno.
Los restos de café están indicados para repeler caracoles, babosas, hormigas y mosquitos que agreden las plantas.

Lo ideal es que combines estos tres ingredientes y lo agregues a la tierra de tus plantas para crear un abono casero y orgánico, libre de químicos y muy accesible enconómicamente, ya que se trata de desperdicios de tu cocina.

¡Esperamos que lo pruebes en casa!