Fue abandonada por su marido porque tuvo septillizos, así lucen 20 años después

Bobbi McCaughey y su esposo no podían tener hijos, así que decidieron someterse al proceso de inseminación artificial. Pero ninguno de ellos esperada que más de un embrión fecundara el óvulo.

Para su sorpresa, no solo 1, sino que 7 embriones fecundaron el óvulo. Por lo que Bobbi se convirtió en la primera mujer en concebir 7 criaturas y dejó impresionados tanto a los doctores como al marido.

Generalmente los embarazos múltiples tienen complicaciones y presentan dificultades, pero afortunadamente el de Bobbi fue un embarazo muy normal.

Lamentablemente su esposo abandonó a su esposa debido a la gran responsabilidad que representaba tener 7 hijos todos de una vez. Por lo que Bobbi se quedó sola con sus hijos ya que antes de este embarazo ya había tenido una hija.

Desesperada por la situación, aquella valiente madre empezó a buscar ayuda. Al conocer el caso, el entonces presidente de EE.UU., Bill Clinton respondió a su solicitud. El estado, junto con algunas empresas privadas se comprometieron a cubrir los gastos escolares de los niños.

Este caso se conoció en todo el país por lo excepcional que fue, pero lo que más llamaba la atención era lo valiente que fue la mujer al criar sola a sus 8 hijos. Ella dio todo de si con tal que a sus pequeños no les faltara lo necesario y pudieran salir adelante.

Sus hijos estaban profundamente agradecidos por toda la ayuda que recibieron mientras crecían, por eso se esforzaron al máximo y sacaron buenas calificaciones en la escuela. Cuando ya estaban en edad de trabajar, comenzaron a ayudar a su madre con los gastos del hogar.

Actualmente 6 de ellos se graduaron de la universidad y el otro entró al ejército.

Ahora que sus hijos han formado su vida, Bobbi dice que se siente muy sola. Durante muchos años se acostumbró a escuchar a sus 8 hijos en el hogar haciendo desastres. Sin embargo se siente orgullosa de sus muchachos y de lo que lograron.

Sin duda esta mujer es un gran ejemplo de valentía y amor por sus hijos. Aunque fue una tarea difícil, crió a sus hijos y los sacó adelante.