¿Huevos duros al horno? Pues sí, pura delicia para tu paladar…

Los huevos son un ingrediente esencial en el menú de la mayoría de las personas. Los amamos por lo nutritivos, deliciosos y fáciles de preparar que son. Sin embargo, te sorprendería saber todo lo se puede hacer con ellos. Una opción muy interesante es la que Hacer Juntos te propone hoy: «Huevos duros al horno».

Apuesto a que nunca se te habría ocurrido esta técnica para preparar huevos duros. Sin embargo, esta idea, además de ahorrar un valioso tiempo, les da a los huevos un sabor increíblemente único. ¡Después de esto, de seguro nunca más querrás volver a hervirlos!

Cómo cocinar huevos duros en el horno

1. Precalienta el horno a 160 grados.

2. Toma la forma para penques. En cada celda, coloca un huevo en su cáscara. Ellos deben estar a temperatura ambiente. Si los acabas de sacar de la nevera, dales 15 minutos para que se calienten un poco.

3. Llévalos al horno durante 30 minutos.

4. Retira la forma del horno, y déjalos refrescar durante 15 minutos. Luego retírales la cáscara.

Utiliza este método y no tendrás que volver a llenar una olla muy grande, y esperar a que el agua hierva. En pocas palabras, pon los huevos en el horno, y deja que este se ocupe de todo por ti.

Si te ha gustado la idea, ponla en práctica, y compártela, de paso, con tus amigos de las redes sociales…