La tortilla «de mamá»: Cómo preparar este desayuno clásico en casa correctamente.

¿Recuerdas las tortillas que tu mamá solía servirte cuando eras niño? Esponjosas, con una cáscara dorada… Hoy «Hacer juntos» quiere revelarte todos los secretos de este plato que conoces desde niño, y contarte paso a paso, cómo prepararlo en casa.

Para empezar, tortilla no precisa de harina ni mucho menos de soda. El éxito del plato depende de la proporción correcta de leche y huevos (50 ml de leche por 1 huevo). Cuanto más grande sea la cantidad de los ingredientes, más densa te saldrá la tortilla.

Tortilla esponjosa en el horno

INGREDIENTES

10 huevos

½ l de leche

1 cdta. de sal

1 cda. de mantequilla (para untar el molde)

60 g de mantequilla

PREPARACIÓN

1. Echa la leche a un tazón hondo. Agrega la sal y los huevos.

2. No batas la masa, simplemente mézclala bien.

3. Unta un molde de bordes altos con mantequilla, y echa adentro la mezcla de huevos. No llenes más de 2/3 del molde.

4. Pon el molde en el horno precalentado hasta 200ºC por 30 minutos. ¡Durante los primeros 20 minutos, no abras la puerta del horno!

5. Coloca un trocito de mantequilla sobre la tortilla lista y córtala en porciones.

No te desanimes si la tortilla no te haya salido tan esponjosa como esperáses: eso pasa porque la temperatura en el horno no siempre es uniforme.

Si quieres que tu tortilla salga más alta, utiliza un molde más pequeño pero de bordes más altos. ¡Buen provecho!

¡Devuelve a tus amigos un poco de su niñez, compartiendo esta receta con ellos!