La triste carta a toda la sociedad de una abuela que se siente muy sola

¡Hola! Si te ha llamado la atención el título del artículo, lo más probable es que te gusten las historias emotivas ¡Éstas te dejarán reflexionando!

Relájate y ponte cómoda para disfrutar de tu lectura. Acompáñanos hasta el final del artículo para ver los detalles y No olvides compartir la información.

La Triste Carta A Toda La Sociedad De Una Abuela Que Se Siente Muy Sola

Seguramente te has dado cuenta que a médida que tu edad aumenta, tienes más posibilidades de ir alejándote de las personas que te rodean, que siempre catalogamos como ”amistades” ¡Seguramente no has sido el único que lo percibe de esa forma!

Lamentablemente, algunas personas en su vejez se encuentran absolutamente solos debido a que ”cada quién hizo subida”, por favor, presta atención para confirmar por qué los mayores necesitan compañía.

Lee la carta de esta maravillosa abuelita que se encontraba sola:

”He alcanzado mis 82 años y cuento con 4 hijos, 11 nietos y 2 bisnietos (y una habitación de 12 m2) Sí, tal como lo leen, he perdido mi casa, mis cosas queridas. Sin embargo, sí encontré quién me arregle la habitación, me haga la comida y la cama, me pesa o me toma la tención.

A mí al rededor no escucho las risas de mis nietos y ver como se vuelven adultos, no los veo abrazarse o teniendo discusiones típicas llenas de amor y respeto. No puedo decir que todos me han abandonado por completo: algunos pueden venir a verme cada 15 días, otros cada 4 meses y en los peores casos, algunos nunca regresaron.

(…) He olvidado mis técnicas de crochet, no preparo las mejores recetas y lo único que me salvan son los libros de pasatiempos y sudokus.

Hasta ahora no me he enterado de cuánto tiempo me queda por vivir, sin embargo sé que esta soledad es lo que me espera de ahora en adelante y mi mayor preocupación será asistir a la terapia ocupacional o ayudar a los que están peor que yo Que aunque no quiera intimar por completo, éstos últimos desaparecen con bastant frecuencia.

He escuchado que la vida cada día se alarga y me pregunto de qué me sirve si ahora sólo me quedan las fotografías.

Con esta carta espero que algunas generaciones sepan notar que debemos devolverles a nuestros padres todo el tiempo que nos dedicaron en nuestra crianza.”

Autora: Pilar Férnandez. Ciudad: Granada.

Aunque la evolución sea parte normal del ser humano y todos toman rutas distintas, siempre los abuelos terminan siendo ”abandonados” y lo peor es que es cuando más se sienten indefensas, en los peores casos, éstos abuelitos terminan deprimiéndose.

Gracias por visitarnos 🙂

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…