Mi madre siempre pone cebolla en el congelador. ¡Cuando averigüé por qué, empecé a hacer lo mismo!

¿Para qué complicar el proceso de cocción, si existen soluciones geniales que lo facilitan? Un número inimaginable de ideas culinarias para la preparación y el almacenamiento de los productos, mejora sustancialmente el sabor y la calidad de los platos, a la vez que acelera el proceso de cocción de los mismos.

La editorial «Hacer Juntos» ha recogido para ti los mejores trucos culinarios, ¡que sorprenderán, incluso, a las amas de casa más experimentadas!

Consejos culinarios

Cocinando con placer

1. Para picar cebolla sin llorar, previamente, colócala en el congelador durante 10 minutos.

2. El agua no se escapará durante la cocción, si pones sobre la olla una cuchara de madera.

3. El rábano, el apio o las zanahorias marchitados, colócalos en el agua helada junto con una mitad de papa cruda. Después de tal manipulación, los vegetales volverán a ser tersos y crujientes.

4. No te apresures a borrar los restos del vino gaseoso, si este ya ha perdido su espíritu. Introduce en la botella un par de uvas pasas. ¡El azúcar natural hará un milagro!

5. La sal no se endurece, si añades un poco de arroz al salero.

6. ¿Qué hacer si la masa de los ravioli caseros quedó dura? Simplemente agrega un vaso de agua fría, durante la cocción.

7. Para que el huevo duro se limpie fácilmente, echa al agua una rodaja de limón o agrega una pizca de soda.

8. Una rica delicia para los niños puede ser hecha de yogur espeso. Colócalo en una jeringa de pastelería, exprime pequeñas gotitas sobre el pergamino y envíalas al congelador por 1 hora. ¡Qué rico!

9. Para que el queso se mantenga fresco por más tiempo, envuélvelo en papel, en lugar de papel film para los alimentos.

10. Otro buen consejo para conservar queso. Este producto tiene la propiedad de secarse con el tiempo. Se puede evitarlo, cubriendo la superficie del corte con mantequilla o margarina. Este método es conveniente para quesos duros con la corteza de cera.

11. Un truco genial para retirar los restos del cáliz de las fresas con un pitillo (mezclador).

12. En los pasteles dulces, el huevo puede ser reemplazado por la mitad de un plátano maduro.

13. ¡Recuperar la sopa o el caldo excesivamente salado, es posible! Prueba agregar al caldo algunos trozos de papa cruda, para que absorban el exceso de sal. Déjalos hervir a fuego lento durante 10 minutos, y luego sácalos de la olla. Si el caldo sigue aun salado, agrega una cucharadita de azúcar.

Si apenas estás comenzando a conocer el arte culinario, entonces estarás interesada en aprender cómo conservar alimentos. Y si al contrario, ya eres toda una experta, coméntanos tus secretos y trucos en los comentarios. ¡Y no olvides compartir esta valiosa información con tus amigas en las redes sociales!