No quiso poner a sus padres en un asilo, y en su lugar les construyó esta maravilla

Cuando nuestros padres, u otras personas de importancia en nuestras vidas, se hacen mayores, siempre queremos asegurarnos de que pasen la mejor vejez posible. Si bien es difícil separarse de nuestros padres y es una etapa que nos puede producir angustia, siempre podemos proveer para que pasen su tercera edad en la mejores condiciones posibles.

Las residencias para ancianos no son siempre la elección favorita de muchos, aún cuando tengan la mejor infraestructura, tecnología y cuidado.

Por ello, el doctor norteamericano Kenneth Dupin halló una solución perfecta para sus padres: encontró una respuesta a la posibilidad de que nuestros padres mayores tengan su propio espacio, viviendo con la familia simultáneamente.

EL MÉDICO Y EMPRESARIO ESTADOUNIDENE KENNETH DUPIN HA DISEÑADO LAS “GRANNY PODS”, CASAS DE INVITADOS PERFECTAMENTE EQUIPADAS CON TODAS LAS COMODIDADES NECESARIAS PARA LA INDEPENDENCIA Y EL BUEN VIVIR DE LOS MAYORES.

Lo mejor de todo es que estas casas se pueden instalar en nuestro jardín, de manera que siempre estaremos a unos pasos de nuestros mayores, pudiendo ofrecerles toda la ayuda que necesiten.

Las casas se entregan ya construidas y sin móviles, por lo que sólo basta instalarlas en el jardín o en un terreno disponible. Tienen acceso para silla de ruedas y la electricidad y el agua se conectan desde el edificio principal.

LA CASA ADEMÁS POSEE UNAS CÁMARAS DIGITALES, QUE PERMITEN VER QUE LOS “INQUILINOS” SE ENCUENTREN BIEN.

LA COCINA DE LA CASA TIENE NEVERA, MICROONDAS Y LAVAPLATOS, ES GRANDE Y ESTÁ BIEN EQUIPADA:

EN SU INTERIOR TAMBIÉN CUENTAN CON DESFIBRILADORES, EQUIPOS DE PRIMEROS AUXILIOS E INCLUSO PSIOS DE MADERA ILUMINADOS.

EL BAÑO, QUE CUENTA CON DUCHA Y WC, TIENE TODO ADAPTADO PARA EL ACCESO DE DISCAPACITADOS.

LA DUCHA TIENE BARRAS PARA AFIRMARSE Y UN SITIO PARA PODER ESTAR SENTADO.

Además, su cama ajustable hace la vida cotidiana mucho más fácil.

Es una idea fantástica, pues con estas casas procuramos a nuestros mayores todo el espacio y el confort que necesitan, mientras al mismo tiempo les ofrecemos la seguridad y la ayuda que puedan necesitar.