Para hacer este jugoso pastel de pollo con pimientos solo necesitas tu horno de microondas

¡Recibe a tus invitados con un aperitivo que les va a encantar!

INTRODUCCIÓN

El fiambre o pastel de pollo es un rollo de carne que suele llevar verduras finamente picadas. Por lo general se sirve frío, por lo cual es perfecto para una mesa de aperitivos o para llevar a reuniones, aunque también puedes servirlo como plato principal con una guarnición de arroz o ensalada. Es tan versátil que puedes modificar la receta con otros ingredientes, mezclar diferentes tipos de carne o rellenarlo con jamón y huevo duro.

La receta que te traemos el día de hoy se prepara en el microondas, por lo cual es una excelente opción, incluso si vives en un espacio reducido y no tienes horno. Tampoco tienes que ser un as en la cocina, pero el resultado será tan vistoso que tus visitas quedarán impresionadas.

Ingredientes

1/2 kilo de carne molida de pollo

1 pimiento rojo grande

1 pimiento verde grande

aceitunas sin hueso (opcional)

1 lata de maíz (opcional)

1 huevo

sal y pimienta al gusto

Preparación

1. Lava y pica finamente los pimientos. Reserva en un gran tazón.

2. Pica finamente las aceitunas, o déjalas enteras a tu gusto. Drena el agua del maíz y ponlo en el tazón con el resto de los ingredientes.

3. A continuación agrega la carne molida; puede que ya la encuentres en esa presentación o que tengas que ir a la carnicería y pedirles que la muelan. Lo cierto es que si quieres hacerlo en casa picando la carne en trozos pequeños, el resultado no será el mismo, y puede que el rollo no se pegue.

4. Incorpora el huevo, condimenta y mezcla muy bien con las manos.

5. Ahora que tienes la preparación de tu rollo, extiende un trapo en tu plancha de trabajo, y pon sobre él un rectángulo grande de film plástico.

6. Extiende la carne con cuidado para que el film no se levante. En este punto puedes añadir huevos duros, solo hay que colocarlos en fila al centro del rectángulo. ahora levanta el trapo cuidadosamente por un extremo, y enrolla. Debes apretar con fuerza para que el rollo no quede suelto y no se deshaga al momento de cocinar.

7. Para el rollo envuelto en el plástico a un plato o molde para microondas, y cocina durante 7 minutos a máxima potencia. Tu conoces tu microondas mejor que yo, pero te quiero recomendar que hagas una pausa cada dos minutos, simplemente para verificar la cocción y para que no se sobrecaliente. Al cabo de este tiempo la carne debe verse bien cocida.

8. Espera a que se enfríe por completo antes de retirar el plástico, en parte y por obvias razones para no quemarte, y en parte para que el rollo sea más fácil de cortar y no se rompa.

9. Ahora sí, corta rodajas tan gruesas como a ti te guste y presenta en un plato sobre una cama de lechuga, o con una salsa casera por un lado. ¡Espero que te guste!