¿Porque tirar las cajas de madera? Transfórmala así (muy útil para la casa)

También las cajas de madera para frutas pueden ser recicladas: por su forma y material con el que se realizan, de hecho, se prestan sin dificultad a un gran número de soluciones creativas, por ejemplo para la decoración de la casa. Se pueden utilizar, por lo tanto, para dar vida a elementos decorativo ecológicos y originales, al mismo tiempo, que se pueden ser personalizar en función de su imaginación y de sus necesidades. Una precaución se debe seguir cuando se trabaja con estas cajas que es usar guantes para evitar que alguna astilla entr en los dedos o para proteger las manos de los clavos presentes. En caso de que queramos efectos de color, sin embargo, la sugerencia es dar en la superficie siempre una capa preventiva de blanco, especialmente si se desean tonos brillantes.

Otro consejo es fortalecer la estructura, o en todo caso para que sea más sólida y resistente, recurrir a la cartulina, que se puede añadir directamente en la parte inferior, poniendo un poco de pegamento o haciendo que adhiera con una grapadora. Para garantizar que el reciclaje se lleve a cabo de la mejor manera posible y, sobre todo, sin dificultad, se debe verificar que las cajas estén en buenas condiciones. Si usted tiene la posibilidad de elegir entre diferentes soluciones, sería preferible optar por las que se han empleado para las patatas, las naranjas y las manzanas, que en general han demostrado ser más resistentes;

Siempre es bueno, entonces, tener el papel de lija, que viene muy bien cuando te encuentras con alguna astilla o de otra manera en todas las situaciones en las que una superficie debe ser suavizada.

En cuanto a la pintura, en esta circunstancia, la consigna es la “resistencia”: lo ideal sería centrarse en productos a base de agua, que se recomiendan especialmente cuando se pinta el interior.

Para tener la certeza de que la base de la caja se refuerce de una manera apropiada, las tarjetas que se utilizan, deben tener un espesor no inferior a tres milímetros. Además, puede ser a tientas interesante juntar varias cajas, tanto para aumentar la resistencia como para crear muebles para la casa. En este punto, cuando se ponen en práctica todas estas precauciones, no hay nada que hacer sino dar rienda suelta a la imaginación y construir muebles y accesorios que se deseen.

Así, con cajas de fruta se pueden crear, por ejemplo, las mesitas de noche, muy fácil de hacer: quien no quiere ver las clásicas fisuras puede hacerlas desaparecer – o, más bien, llenarlas – usando una hoja de cartón o más bien un gran tablero contrachapado. Por lo que se refiere a la parte superior de la tela, en su lugar, se puede cubrir o dejarla “natural”. Cuando se combinan múltiples cajas, puede servir el uso de divisores, o al menos de algunas cajas, para poner orden entre los diversos objetos.

Las tablas, los estantes, las bibliotecas, los bastidores de revistas y las estanterías son ejemplos adicionales de las soluciones que se pueden tener de las cajas de fruta de madera. Para los estantes, es importante recordar que la madera de las cajas no garantiza una gran capacidad para soportar los pesos: se puede explotar, por lo tanto, para los objetos ligeros, pero no para vasos o platos, que podrían hacerle derrumbar. Una alternativa interesante, por último, es combinar las cajas, juntandolas con ruedas, a fin de crear un armario que se puede mover de una parte a otra de la casa de una manera fácil y sin ninguna dificultad.