Receta para estirar tus zapatos apretados y conseguir que nunca más te molesten

¡Hola Amiga! ¿Te a pasado alguna vez que al comprar un par de zapatos que parecían cómodos, luego de tenerlos puestos varias horas, comenzaron a sentirse apretados? No te preocupes, este problema tiene solución. Aquí te enseñaremos un truco que puedes aplicar para estirar tus zapatos.

Receta Para Estirar Tus Zapatos Apretados

Materiales:

Bolsas plásticas gruesas y sin huecos, en lo posible con cierre hermético

Una jarra con agua

Freezer o congelador

Modo de uso:

Llena con agua las bolsas plásticas. Ciérralas muy bien y revisa que no tengan ninguna rotura. Si quieres agrandar punteras o zapatos de niños, utiliza bolsas más pequeñas.

Coloca cada bolsa dentro de los zapatos y acomódalas para que ocupen todo el calzado interiormente. Si es necesario, coloca dos bolsas. Ten mucho cuidado de que no se revienten.

Posteriormente, lleva los zapatos al freezer o congelador una noche o la cantidad de horas suficientes para que el agua se convierta en hielo.

Luego, retira los zapatos del congelador, espera que el hielo se derrita y quita las bolsas. Y listo, ahora tendrás un calzado más suelto y holgado.

¿Por qué se agrandan con este método?

Cuando el agua se congela y pasa del estado líquido al sólido, se dilata. De esta manera, al aumentar su tamaño, estira el zapato, como si lo hubieras colocado en la horma, que es el método que utilizan los zapateros.

Gracias por visitarnos 🙂

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…