Receta perfecta para masa de donas, esponjosas y deliciosas

Las donas caseras, también conocidas como rosquillas, son muy fáciles de preparar y son unas de las meriendas favoritas de los niños. Esta masa que aprenderás a hacer puedes usarla para hacer donas fritas y también al horno.

Cuando estén listas las puedes servir sin decoración o agregarle una cobertura o azúcar.

Ingredientes

1 kg. de harina

260 gr. de azúcar

40 gr. de levadura fresca

80 gr. de mantequilla

4 huevos

1 cucharadita de vainilla

200 ml. de leche

Preparación

1. Pon la harina en un envase amplio y añade en el centro la leche y la levadura. Esto se llama un volcán de harina.

2. Derrite la mantequilla en el microondas y mezcla con la harina y resto de los ingredientes. Amasa todo junto hasta conseguir una textura lisa y elástica, que no se pegue en las manos.

3. Cuando la masa ya no se quede pegada en tus manos, haz una bola con ella y déjala dentro del recipiente para que repose una hora y duplique su volumen. Cubre la masa con un paño o papel film.

4. Pasado el tiempo, saca la masa del recipiente y golpéala un poco sobre una superficie plana para desgasificarla. Luego estira la masa con un rodillo dejándola de unos dos centímetros de grosor.

5. Con la masa ya estirada, corta las donas del diámetro deseado. Puedes usar un molde o un vaso.

6. Cuando tengas todas las donas cortadas, déjalas reposar por 30 minutos más para que aumenten su tamaño.

Luego puedes freirlas en abundante aceite o puedes hornearlas en el horno precalentado a 200ºC durante 10 minutos aproximadamente.

Si deseas puedes decorarlas con frosting de fresa, ganaché de chocolate o espolvorear un poco de azúcar flor.