¿Sabes por qué sirven gelatina en los hospitales?

Si no tú mismo/a, seguramente alguna vez has tenido a alguna persona cercana en el hospital. E igualmente seguro es que a esa persona le tocó gelatina de postre. ¿Te habías preguntado por qué? Una de las principales razones es la ligereza de la gelatina, que la hace fácil de digerir y óptima, por tanto, para aquellos momentos en los que nos encontramos más débiles. Otra razón, un poco menos evidente, es que, al contener colágeno animal, aporta gran cantidad de proteínas y azúcares, tan necesarios para un proceso de recuperación rápido y exitoso. Pero los beneficios de la gelatina no acaban ahí, ya que también…

Ayuda a reparar las paredes intestinales, por lo que es el mejor aliado cuando se trata de enfermedades alimentarias.

Su contenido en proteínas la hace ideal para huesos y articulaciones y para acelerar el proceso de curación de heridas.

Un alto porcentaje de ella es líquido, con lo que también contribuye a desechar toxinas de nuestro organismo.

Por supuesto, hidrata y mejora la piel.

El colágeno fortalece uñas y cabello.

Mejora el descanso gracias a sus aminoácidos, especialmente la glicina.

¡Ya ves que no es casualidad que sea un clásico en los hospitales!

Si te pareció interesante, ¡COMPARTE ESTE ARTÍCULO!