Si tu gato destrozó la tapicería del sofá con sus garras, no te aflijas… ¡He aquí la solución!

El deterioro y el enmarañamiento no son característicos solo de la ropa, la tapicería de los muebles del hogar también sufre los embates del tiempo, y por qué no, de las garras de alguna criatura peluda con bigotes. ¡Luego de un desfile de contratiempos así, hasta la mejor tapicería podría quedar convertida en un tamiz!

Podrías pensar que tu sofá ya no tiene remedio, pero… ¡No todo está perdido, e incluso, el defecto hasta podría pasar desapercibido! «Simplemente Genial» te propone aprender a elaborar un parche brillante y pegadizo, que convertirá al mueble más viejo y deteriorado en un mueble muy original.

¿CÓMO REPARAR EL SOFÁ?

1. Primeramente, corta todos los hilos que sobresalgan del tapiz. Luego, busca unas servilletas de punto que armonicen con la tapicería, y cóselas en todos los lugares rotos.

2. Otro ejemplo de cómo usar las servilletas.

3. Los elementos de encaje también son un excelente camuflaje para este tipo de daño.

4. Y he aquí otras modificaciones más extensas: inserciones de cuero artificial en todos los lugares deshilachados. ¡Un camuflaje muy cuidadoso!

5. ¡Este es el sofá de una verdadera costurera!

6. ¿Qué tal un sofá abstracto? Bordado se ve completamente diferente…

7. Para aquellos que gustan de los mosaicos…

8. ¡Qué acogedor!

9. Los mosaicos auto-adhesivos son perfectos no sólo para la decoración de las paredes. Estos se pegan a la tapicería fácilmente y con seguridad, con la ayuda de una pistola de grapas.

¿Qué opinas de todas estas ideas? Muy buenas, ¿verdad? Pues ya sabes… ¡No hay razones para desechar un viejo sofá, aun cuando el gato de la casa haya dejado sus huellas en él! Ponte creativo y rediséñalo… ¡El resultado vale la pena!

¡Comparte este post con tus amigos, tal vez esto es lo que necesitan ahora!