Su hijo le regaló una casita de jardín y quedó decepcionada, entonces vio que las paredes se movían (Video)

¿Una casa de madera a la orilla de un lago cuyas paredes se muevan y que además tenga un interior de vidrio panorámico? Parece cosa de ficción, pero un ingenioso hombre llamado Caspar Schols lo ha logrado en Eindhoven, Holanda.

Dezeen / YouTube

Desde lejos, parece una casa cualquiera. Caspar la construyó para que fuera un espacio de relajación, jardinería y “hobbies” para su madre, a quien le gusta meditar y pintar. Desde lejos, parece una casa de jardín completamente normal y seguramente su madre se habrá decepcionado al verla la primera vez.

Pero cuando se ven los detalles móviles de la casa, se puede notar el gran trabajo de arquitectura hecho por Caspar. ¿Lo más increíble? Que este hombre no es arquitecto ni tampoco ha recibido ningún tipo de entrenamiento formal en construcción o algo relacionado a esta área del conocimiento.

Dezeen / YouTube

El diseño es completamente flexible, le permite una gran entrada de luz y calor en las estaciones frías y también un resguardo gracias a la madera, en el verano. La afortunada madre de este chico podrá dormir mirando a las estrellas o tener un agradable resguardo del frío, ambas es un solo y cómodo espacio en un bello jardín con vista al lago.

Dezeen / YouTube

Sobre su increíble obra, Caspar ha comentado lo siguiente:

“Yo quería un diseño muy flexible, tan flexible como la ropa. Quería que fuese posible cambiarla tan fácil como cambiarse la ropa”.

Dezeen / YouTube

Esta creación es realmente espectacular y combina la construcción con el ingenio y el arte. Lo mejor es que es una idea que puede ser utilizada en cualquier tipo de clima.

A continuación, el video que muestra de forma práctica el funcionamiento de esta increíble casa de campo: