TEST: ¿Quién crees que es la madre del niño? Tu respuesta revela cómo te relacionas con los demás

Tendemos a pensar que nuestra personalidad se revela mejor que nunca en las situaciones más extremas. Aunque esto puede ser cierto, no lo es menos que cada pequeña cosa que hacemos, cada pequeña decisión, nos define igualmente.

En este dibujo hay dos mujeres sentadas la una frente a la otra mientras un niño juega entre ellas. La pregunta que se nos plantea es muy sencilla: ¿cuál de las dos es su madre? No tenemos, en principio, ningún dato objetivo que nos pueda hacer inclinarnos por una u otra opción, pero nuestro instinto y nuestra atención a los detalles nos harán intuir una respuesta, la cual dirá mucho sobre nosotros.

Haga clic para ver la imagen

1. La de la derecha.

Esta es la respuesta que elige la mayoría de la gente (7 de cada 10 personas que hacen este test). Veamos por qué. Esta mujer parece tener una posición más relajada, de lo que puede inferirse que quizá está en su casa y, por tanto, el que juega a su lado es su hijo. Que la hayas elegido a ella significa que tú también eres así: una persona apacible, nada propensa a la violencia y a la que le gusta hacer sentir bien a los demás. El hecho de que inconscientemente hayas dado importancia a la postura de la mujer da a entender que antepones los sentimientos a la razón. Eres alguien sensible que interpreta muy bien el lenguaje corporal de quienes están a tu alrededor.

2. La de la izquierda.

De una manera imparcial, esta respuesta parece más razonable por dos motivos: la edad de la madre (es más probable que sea ella quien tenga un niño pequeño) y la orientación del cuerpo del niño (estos generalmente buscan tener a sus padres siempre a la vista). Tu elección dice que eres alguien muy observador, que nunca se deja llevar por un impulso irreflexivo sino que actúa en base a verdaderas razones de peso. Puede que además hayas notado que parece enfadada y aún así hayas pensado que ella es la madre, lo que demuestra tu capacidad para aceptar las cosas como son, incluso si no te gustaría que fueran así. No eres pesimista, pero tampoco eres idealista, simplemente ves las cosas como son y actúas en consecuencia.

Y tú, ¿te sentiste identificado/a?

¡COMPARTE ESTE TEST!