Trucos para chicas que debiste conocer antes

Si te has comprado unos zapatos que te quedan un pelín justos, hay una forma fácil de estirarlos un poco: colócate un par de medias gruesas, los zapatos y con un secador de cabello en el aire caliente apunta hacia los sitios donde el zapato ajuste. Mantén las medias hasta que los zapatos se enfríen.

Los suéter y abrigos suelen llenarse de pelusas. Utiliza una piedra pómez para eliminarlos fácilmente.

Para tener más organizados los bolsos, puedes utilizar ganchos de cortina de ducha en tu armario.
Si has manchado tu ropa con vino tinto, la mejor solución es el vino blanco: neutraliza las manchas, especialmente si lo ponemos inmediatamente y dejamos secar al aire libre.

Para poner de forma correcta los vaqueros que no sean skinny dentro de la bota de caña alta, debes hacer lo siguiente: doblar el jean, colocar un media por encima de forma delicada y luego poner la bota.

Si te vas de viaje a algún sitio, puedes poner tus zapatos en una gorra de ducha, de forma que las suelas no ensucien el resto de tu ropa.

Si quieres hacer una limpieza de armario, coloca una prenda por percha, y ponlas todas en un sentido. Cada vez que uses una prenda, pon esa percha en sentido contrario. Luego de un mes, elimina toda la ropa que no has utilizado ni una sola vez.

Trucos para chicas que debiste conocer antes

Pon revistas o diarios dentro de las botas para mantenerlas erguidas.

Amarra medias y bufandas en perchas para mantenerlas bien ordenadas.

Utiliza tus dedos para ver cómo te queda el sostén: si no entran dos dedos en la parte de detrás, te queda muy justo, si sobra mucho espacio, te queda muy grande.

Para evitar el mal olor en los zapatos, coloca dentro una bolsita con bicarbonato.

Utiliza la plancha de pelo para planchar dobladillos.