Tu casa siempre perfumará con esta mezcla: Cómo prepararla

Te ha pasado, sin duda alguna vez, de quedarte completamente hipnotizado por el olor de una habitación. Generalmente todos utilizamos desodorantes comerciales y no naturales, que a menudo se han relacionado con problemas de salud tales como náuseas, dolor de cabeza, malestar, etc. A continuación encontrarás una muy buena alternativa, hecha en casa: de esta manera ya no necesitarás comprar desodorantes químicos.
No sólo harán de tu hogar un lugar más agradable para vivir, sino que también serás capaz de protegerte de los productos químicos corrosivos que se encuentran en los desodorantes químicos. Los ingredientes principales que necesitas son unas cuantas bolas para la lavadora o aceite esencial. Ambos se encuentran fácilmente en las tiendas: se pueden encontrar con diferentes fragancias y puedes elegirlos a tu gusto. ¡Esta ingeniosa idea no sólo te permitirá perfumar tu casa, sino también ahorrar mucho más que antes! ¿Pero cómo preparar el compuesto? ¿Y en qué dosis para lograr el efecto deseado?

Ingredientes

100 g de suavizante en perlas/ 10 gotas de tu aceite esencial favorito

4 cucharadas de bicarbonato de sodio

125 ml de agua caliente

un recipiente de pulverización

Procedimiento

Con las perlas de suavizante

1. El proceso es muy fácil y rápido: sólo tienes que mezclar con agua, bicarbonato de sodio y perlas para la lavadora.

2. Una vez que todos los ingredientes están juntos, agita bien: las perlas no se disolverán de inmediato, sino que tardarán unos minutos.

3. También hay que tener cuidado a no exceder en la cantidad de artículos perfumados para evitar un efecto repugnante.

4. Una vez que has acabado de mezclar la solución, utilizando un embudo, pon todo en el spray.

5. Esto puede ser pulverizado directamente en el aire, pero también en las cortinas o sofás.

6. No se recomienda usar el suavizante normal en la receta.

7. Las perlas tienen la propiedad de no disolverse por completo, y pues no hacer demasiado densa la solución.

8. Además, el detergente podría hacer la mezcla demasiado viscosa, impidiendo al spray de pulverizarlo correctamente

Con el aceite esencial

1. Mezcla el agua, preferiblemente tibia (no caliente), bicarbonato de sodio y aceite esencial.

2. Mezcla bien para que el bicarbonato de sodio se disuelva completamente.

3. Después de eso, usando un embudo, verte la solución en el nebulizador.