Una profesora triunfa con la estrategia que usa con los niños en clase para detener el acoso escolar

En las aulas existe un grave problema al que no le damos toda la importancia que tiene. El acoso escolar es un tema que está muy presente en los colegios y que deberíamos solucionar. Una profesora ha creado una estrategia muy interesante para acabar con esta situación.

Una madre fue a ver a la profesora de su hijo de 11 años y esta le explicó lo que hacía para intentar luchar contra el acoso. Cuenta que todos los viernes por la tarde le pide a sus alumnos que anoten en un trozo de papel los nombres de cuatro niños con los que les gustaría sentarse la semana siguiente. Los niños saben que estas solicitudes pueden ser rechazadas.

También tienen que nominar al estudiante que creen que ha sido un alumno ejemplar. Todos estos papeles son privados. Solo los puede ver ella. Cada viernes por la tarde, después de terminar las clases, saca los papeles, los coloca en la mesa y los estudia con la intención de encontrar patrones.

¿A qué niño no piden? ¿Qué niño no pide a nadie? ¿Quién tuvo muchos amigos la semana pasada y esta semana no tiene ninguno? La profesora no quiere encontrar a esos alumnos excepcionales. Al contrario. Quiere saber qué niños son solitarios. Busca a niños que tengan problemas de sociabilización y pasen desapercibidos para sus compañeros. Con este juego, identifica de inmediato quién es el acosador y quién es el acosado.

La estrategia es como una radiografía del aula que te permite ver los corazones de los alumnos y extraer oro para esos niños que necesitan ayuda para aprender a hacer amigos. Además, es un elemento de disuasión ya que el acoso suele ocurrir fuera de la vista de los profesores y los acosados se sienten demasiado intimidados como para contarlo. Sin embargo, con estas hojas seguras y privadas, todo sale a la luz.

Esta profesora de matemáticas usaba este método porque sabía que todo, incluso el amor, tiene un patrón. Con su juego encuentra los patrones, rompe los códigos de desconexión y le da a esos niños la ayuda que necesitan.

¿Qué te parece la técnica de esta profesora? ¿Crees que puede resultar útil? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Compártelo con todos tus amigos y familiares para que conozcan esta magnífica estrategia!